TOLUCA, Edoméx., 18 de diciembre del 2016.-  Valorar el fortalecimiento institucional que debe tener la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados del Estado de México y no relegarla en la toma de decisiones, pidió a los nueve integrantes de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), la diputada del PRD Martha Angélica Bernardino Rojas, quien se desempeñó como presidenta de la Mesa durante el cuarto periodo ordinario de sesiones de la Legisladora local en el que ingresaron 245 iniciativas, de las cuales fueron aprobadas 214.

“Considero que es conveniente valorar el fortalecimiento institucional de la Mesa Directiva, lo que no tiene por qué significar una pérdida de facultades de la Junta de Coordinación  Política, sino el diseño de esquemas de concertación y diálogo que ratificarían la condición natural de Dirección que corresponde al órgano integrado por los coordinadores, con el acompañamiento de quienes tengan la oportunidad de conducir los trabajos en el pleno”, les dijo a sus compañeros al iniciar el balance de su gestión al frente de Mesa Directiva.

La legisladora del PRD que en la última sesión deliberativa (viernes por la tarde-noche) tuvo un diferendo verbal con su correligionario de partido Javier Salinas, dijo que “en el desempeño de la Presidencia de la Mesa Directiva, me propuse ejercitar las funciones y especialmente la atribución de conducir los debates en el seno de esta asamblea, con la moderación que exige ser una entre pares. Convencida de que ningún mandato puede ejercerse si no es en un contexto de templanza, control y limite a la intervención del poder”.

Añadió que durante los trabajos del periodo se dio muestra de que los intereses del estado estuvieron presentes ante cualquier interés personal; no obstante también reconoció que hubo momentos en que no se alcanzó el consenso deseado y las decisiones se tomaron por mayoría de votos.

Enfatizó que no hubo desacuerdos fuertes y que las condiciones de respeto, siempre prevalecieron.

También presumió que el periodo fue de alta productividad, ya que entre otros temas se emitieron tres ordenamientos jurídicos de carácter permanente como son: Ley General de la Fiscalía del Estado de México; así como la del Instituto  de Verificación Administrativa del Estado de México y del Programa de Derechos Humanos.

Destacó que la designación del primer Fiscal fue un tema de la mayor trascendencia para los integrantes del Congreso y sociedad.

Sobre esto último es de destacar que momentos antes a dar lectura al balance realizado en el periodo legislativo que constó de 17 sesiones, de las cuales 15 fueron de carácter deliberante y 2 solemnes, Bernardino Rojas, por un tecnicismo legislativo, se confrontó con su compañero Javier Salinas, luego de que éste realizó una crítica muy dura respecto a la designación del Procurador  Alejandro Gómez Sánchez como primer Fiscal General del Estado de México (durará 7 años en el cargo), ya que lo calificó como una persona ineficiente, omisa y con la que difícilmente se podrán emprender los cambios que requiere la Fiscalía.

Aseveraciones y opiniones que no agradaron a la bancada parlamentaria del PRI, por lo que durante la sesión (del viernes) en voz de Raymundo Martínez Carbajal, aunque de manera indirecta, le respondieron a Javier Salinas.

Por lo que Salinas, nuevamente, solicitó la palabra para ofrecer una respuesta al planteamiento priista, pero Bernardino Rojas le negó hacer uso de la tribuna precisándole que no le daría el uso de la palabra porque no hubo una alusión personal directa hacia su persona.

“Bajo la premisa de alusiones personales no le pudo otorgar el uso de la palabra, sin que esto signifique que estamos coartando la libertad de ningún diputado, porque no es mi objetivo”, dijo

Ante esa postura Javier Salinas, dijo no compartir los criterios de la presidenta de la Mesa Directiva y solicitó que se le apuntara en el turno de oradores, planteamiento que fue respondido por Angélica Bernardino con un “eso sí puedo hacer”.