TOLUCA, Edoméx., 7 de diciembre del 2016.- Entre las personas que debe beneficiar la Ley del Indulto (aprobada en abril) tienen que estar de forma prioritaria las internas-presas que tengan hijos menores de 12 años y, por supuesto, cumplan los requisitos que establece el protocolo para ser sujetas de dicho beneficio impulsado por el gobernador Eruviel Ávila Villegas y avalado por los legisladores a principios del presente año.

Dicha premisa quedó plasmada en las adecuaciones a Ley de Indulto luego de que durante los trabajos legislativos de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, se atendió la observación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que planteó a la Legislatura local, revisar la referida Ley para que este en concordancia con las leyes federales (en un esquema de armonización) y atienda, entre otros preceptos, a las internas-madres que tengan niños menores de 12 años.

El legislador Martínez Carbajal explicó que las modificaciones aprobadas, hace unos momentos es focalizar uno de los beneficios de la Ley del Indulto.

“Enfocándola al hecho de que aquellas mujeres que están privadas de su libertad y que se han hecho acreedoras, una vez cumplido todo el protocolo para ser beneficiadas o ser indultadas, una de las cuestiones que forma parte de estas consideraciones es que tengan niños menos de 12 años”, detalló.

Rechazó que la Suprema Corte le esté enmendando la plana al Congreso mexiquense, pues las modificaciones avaladas deben ser entendidas como una acción legislativa y jurídica de armonización constitucional.

Cabe recordar que la Ley contempla dos grandes tipos de indultos:

Indulto necesario: facultad discrecional que ejerce el Ejecutivo Estatal para otorgar el beneficio de extinción de la pena impuesta, cuando se dilucide que existieron violaciones graves al procedimiento y que trascendieron al sentido de la sentencia.

Indulto por gracia: facultad discrecional que ejerce el titular del Ejecutivo del Estado para otorgar el beneficio de la extinción de la pena impuesta por sentencia irrevocable, en cuya decisión imperan motivos humanitarios o de equidad, en favor de personas en situación de vulnerabilidad.

Entre los requisitos para acceder a dicho beneficio están:

Artículo 4. El Gobernador podrá otorgar, los beneficios de esta ley, a las personas sentenciadas que sean delincuentes primarios y que cumplan con los requisitos siguientes:

  1. Indulto por gracia:
  2. Quienes se encuentren en el siguiente supuesto:
  3. a) Que hayan cumplido:

1) Una cuarta parte de su condena, si le ha sido impuesta una pena privativa de libertad hasta cinco años.

2) La mitad de su condena, si les ha sido impuesta una pena privativa de libertad mayor de 5 años y que no exceda de 20 años.

3) Las tres quintas partes de su condena, si les ha sido impuesta una pena privativa de libertad mayor de 20 años.

  1. b) Que el agraciado cuente con oficio, arte o profesión.
  2. c) Tratándose de un integrante de alguna comunidad indígena, se analizarán los usos, costumbres, tradiciones y cultura inherentes a dicha unidad social.
  3. d) Que la conducta observada durante la prisión sea una base para inferir sobre la reinserción a la sociedad del sentenciado.
  4. En el supuesto de mujeres que tengan uno o más hijos y/o hijas menores de dieciocho años, que se les haya impuesto una pena privativa de libertad que no exceda de 15 años y haya cumplido una quinta parte. No gozarán de este beneficio cuando existan datos de abandono o violencia en contra de sus hijos.
  5. En el caso de personas mayores de 70 años y que hayan cumplido con una quinta parte de la pena privativa de libertad impuesta, independientemente del tiempo de su duración.
  6. Cuando por tratarse de personas indígenas existan violaciones graves a sus derechos humanos, por discriminación por su pertenencia a un grupo, etnia y diversidad cultural.
  7. Por padecer alguna enfermedad en fase terminal, dictaminados por médico especialista o perito de Institución de salud pública, independientemente del tiempo compurgado.
  8. Por razones humanitarias o sociales, por acciones destacadas en beneficio de la comunidad, siempre y cuando se hayan realizado de manera lícita.
  9. A los internos que por la conducta observada en prisión y por su constante dedicación al trabajo, sean ejemplares en el desarrollo armónico del establecimiento penitenciario.
  10. Indulto necesario:
  11. En cualquier delito, previo dictamen del Consejo Técnico en el que se demuestre que el sentenciado no representa un peligro para la tranquilidad y seguridad pública, existan indicios de violaciones graves al proceso o a sus derechos humanos.
  12. En delitos no considerados como graves, salvo los casos establecidos en la presente ley, previo dictamen multidisciplinario del Consejo Técnico en el que se demuestre que el sentenciado no representa un peligro para la tranquilidad y seguridad pública y que existan vicios de fondo o violaciones graves a sus derechos humanos.

Tratándose de algún integrante de un pueblo indígena y una vez que de la revisión de oficio al procedimiento penal por el cual fue sentenciado, se advierten violaciones de fondo en el procedimiento penal, al no haberse observado los derechos de los pueblos indígenas en cuanto a las autoridades propias inherentes a sus usos, costumbres y cultura o respeto a los derechos humanos.