XONACATLÁN, Edoméx, 13 de octubre del 2016.- “En focos rojos se encuentra el municipio a últimas fechas”, reconoció el presidente municipal Carlos González, tras tener una reunión con más de 200 pobladores en el edifico del ayuntamiento, tras los hechos que se registraron la noche del día martes donde hubo dos personas lesionadas, así como una persona fallecida.

“Si no pueden con el trabajo díganlo y renuncien”, fue el reclamo de los ahí presentes ya que a últimas fechas han crecido los actos de in seguridad, robo a transeúnte, comercio y al transporte público, por lo que exigieron mayor vigilancia por medio de rondines y la instalación de más cámaras de seguridad principalmente en la cabecera municipal.

A raíz de lo sucedido el día antes mencionado  a dos calles del ayuntamiento, por su parte el edil junto con el subcomandante de seguridad pública municipal René informó a los habitantes que el índice delictivo en lo general ha bajado en todas sus modalidades en  un 32 por ciento a comparación con la administración pasada, y aceptaron que aún falta mucho por hacer en esta materia, invitaron a la población a denunciar y trabajar en conjunto y no hacer actos que se tengan que lamentar como lo ocurrido el día martes.

“Los invito a que trabajemos juntos y nos cuidemos, pero no hacer justicia por ustedes mismos, juntémonos a dialogar y hacer propuestas para protegernos y evitar este tipo de actos” mencionó.

Asimismo se comprometió a que paulatinamente se irán instalando más cámaras, ir capacitando a los elementos de la policía y depurar a los que no pasen el examen de confianza para que los xonacatlenses se sientan protegidos.

Ante estas palabras, algunos habitantes les pidieron su renuncia a todos los integrantes del cabildo uno a uno y que dijeran que si no pueden con sus funciones den lugar a personas que quizás si puedan resolver los problemas que día a día van en aumento.

Ante este reto de la población sus representantes se comprometieron a dar mejores resultados, pero con la participación de todos en lo general, ya que en solamente el ayuntamiento cuenta con 50 elementos de la policía repartidos en dos turnos para más de 50 mil habitantes.

En entrevista para este medio, Carlos González, aceptó el número de incidentes que se registran principalmente en la cabecera como es el robo a casa habitación, comercio y transeúnte, por lo que se comprometió reforzar la seguridad en todo el municipio.

Finalmente, informó que los dos menores agredidos ya se encuentran fuera de peligro en sus hogares y que los otros dos agresores ya se encuentran ante el agente del ministerio público de Lerma, donde se determinará su situación jurídica.