CIUDAD DE MÉXICO, 27 de marzo de 2019.- Habitantes de Ocuilan marcharon por Avenida Reforma, desde el Ángel de la Independencia hasta Palacio Nacional, en la Ciudad de México, para exigir a las autoridades federales que detengan la tala clandestina que se está consumiendo los bosques de este municipio.

Encabezados por el alcalde Félix Alberto Linares González, los manifestantes reclamaron que la federación no ha respondido ninguno de los más de 100 oficios que la administración municipal ha enviado desde hace cuatro años para exigir que actúen en contra de los talamontes y exigió que la nueva Guardia Nacional ingrese al municipio para que ponga un alto a este flagelo.

El presidente municipal indicó que la tala ilegal rompe el equilibrio ecológico y contribuye al cambio climático, por lo que se debe atender este tema, ya que, de acuerdo con datos de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), cuatro de cada 10 árboles que se cortan no cuentan con la autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), y más de 320 mil hectáreas son destruidas sin permiso del Estado.