TOLUCA, Edoméx., 4 de noviembre del 2016.- Durante la sesión ordinaria de la instalación del Consejo local del Instituto Nacional Electoral (INE), el consejero presidente Joaquín Rubio Sánchez dio a conocer que para el proceso electoral del 2017 se tiene estimado instalar 18 mil 700 casillas, pero enfatizó que no es el número exacto hasta el momento, porque aún están en el proceso de delimitar la cantidad que se vaya sumando y llegado el momento lo  informarán a detalle.

El eje rector de la sesión del INE fue alistar acuerdos para organizar el proceso electoral con el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) por lo que Rubio Sánchez mencionó que serán mil 482 capacitadores los que estarán casa por casa haciendo la intensa labor de promoción del voto, al mismo tiempo comentó que no hay necesidad de descalificar, ni de ofender a nadie, pidiendo a todos mantenerse en el marco de la ley.

Para el consejero presidente del INE, este organismo es un árbitro firme y prudente, que no es parte, si no el medio para la disputa del poder, por lo que se comprometió a que el organismo que representa sea discreto, como un árbitro que crea confianza en la legalidad y que debe ser el reflejo exacto del voto en las urnas.

En las intervenciones de los representantes de los partidos, algunos de ellos no estuvieron de acuerdo con la manera de proceder del consejero presidente, como fue el caso de César Severiano González Martínez, representante de Movimiento Ciudadano; José Ascención Piña Patiño del PT y Agustín Barrera Soriano del PRD, quienes dejaron en claro que si bien el INE ha hecho un “trabajo ejemplar”, no están de acuerdo con los pactos de civilidad acordados con el IEEM, ni con otras autoridades porque abonan al andamiaje para debilitar el principio de legalidad. Al final acordaron laborar bajo un clima de civilidad.

También en la sesión se abordó la negociación con el IEEM para la firma del Convenio General de Coordinación y Colaboración y Anexo Técnico en materia electoral.