TEJUPILCO, Edoméx., 4 de diciembre del 2016.-  Habitantes de esta región denuncian que el servicio público de transporte cada día se vuelve más caro y peligroso, ante la complicidad de las autoridades del transporte público que solo se limitan a recibir una cuota dejando que trabajen con plena anarquía.

Lugareños se quejan del transporte público de la  región. Catalogándolo  como  el peor de todos, mencionaron que las camionetas del servicio mixto de transporte cobran casi 45 pesos por persona  en un trayecto de casi 45 kilómetros y solo hay corridas cada  hora y media,  perjudicando a la población no solo con el tiempo, sino que también en la cuestión económica  debido a que en la región no se respetan las credenciales de discapacitado, estudiante y de la tercera edad.

Doña  Frígida Navarrete  usuaria del transporte -dijo-“El transporte aquí es muy caro y, además, es feo porque las camionetas están viejas y va uno todo apachurrado porque meten toda la gente que pueden, por eso se vuelve bien incómodo viajar en ellas; aparte, nos las vemos negras porque es tan caro que no nos alcanza el dinero; por eso,  cuando salimos, aprovechamos para llevarnos el mandado  que vamos a utilizar en la semana, ya que este  medio de transporte es el único que da servicio por estas comunidades”, comento.

Adrián, otro usuario,  comentó: “¡Híjole, es que es bien difícil pagar tanto todos los días para  bajar del pueblo! vivo en  Pantoja pero como yo  trabajo en el centro de Tejupilco  y tengo a mis tres hijos estudiando gasto  todos los días casi 80 pesos  de mi pasaje, mi señora  camina unas dos horas  para  ir por mis  hijos a la escuela para no gastar más. Por eso, como el hombre de la casa y con el mísero sueldo que gano tengo que hacer milagros, y más ahorita que las cosas han subido tanto y la carga se vuelve más pesada. Por eso tenemos que buscar trabajos extras para ganar más dinero y poder medio sobrevivir”.

A estos reclamos se sumó  el de las personas que  tiene  un  familiar con alguna discapacidad y lo tienen que  trasladar a otras ciudades para recibir sus terapias, asegurando que  no respetan  las camionetas la  credencial de  discapacitado, estudiante o de la tercera edad.

Por otra parte, vecinos aseguran que han sido muy frecuentes los accidentes  ante la falta de mantenimiento de las  carreteras y lo saturado que van las camionetas, por lo que se sabe que han perdido la vida   varias personas en los accidentes de este tipo.

Ante las tarifas tan elevadas de costo y las malas condiciones en las que se encuentran algunas unidades, urge que las autoridades del Estado tomen cartas en el asunto y replanteen la posibilidad de exigir unidades en mejores condiciones que garanticen un servicio de calidad a favor de los usuarios que día a día utilizan estas camionetas como único  medio de transporte.