El cargar 80 pesos de gasolina mezclada con agua en la estación de servicio ES12172 en la México-Toluca, a un conducto de Uber le salió caro ya que la reparación de la afectación ocasionado al auto, tendrá un costo de cinco mil pesos, además del tiempo perdido de dos días y él no poder laborar.

Este caso es uno de los 40 que se dieron ayer martes, en dicho lugar que ahora luce sin clientes y que sufrió la inmovilización de un tanque por parte de PROFECO, por el hecho inusual.

Este miércoles, Joel Moisés Contra acudió a la gasolinera para entregar el recibo del consumo del hidrocarburo y el presupuesto de reparación del vehículo, para que sea costeado por el dueño del establecimiento.

En otros casos las composturas se proyectan en 20 mil pesos, dependiendo los arreglos y piezas que tendrán que cambiar, limpiar o lavar, además del sitio a donde acuden, es decir, taller o agencia y el modelo y marca del auto.