NEZAHUALCÓYOTL, Edoméx., 30 de noviembre del 2016.- La Confederación Obrero Patronal de México (COPARMEX) puso en la mesa una propuesta que tiene como finalidad lograr que en el 2017 el salario mínimo general alcance la línea de bienestar establecida por CONEVAL.

Luego de que este miércoles en el seno de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (CONASAMI), se inició formalmente la sesión permanente para la negociación entre los representantes patronales, de los trabajadores y del gobierno, con la finalidad de fijar el incremento salarial para 2017.

Gustavo de Hoyos Walther, presidente de COPARMEX,  afirmó que en esta ocasión la negociación tiene elementos novedosos: “en primer lugar, tenemos hoy una nueva unidad de medida que está en proceso de ser instrumentada y que sustituye a los salarios mínimos en la fijación del aumento de multas, pago de créditos y otros ordenamientos”, dijo.

Explicó que la propuesta de la COPARMEX es responsable y está construida con base en dos componentes. Primero, un aumento general a partir del mes de enero de 2017 ligado a la inflación y cercano al 4% que será aplicable a todos los salarios mínimos general y profesionales, en segundo un incremento nominal probablemente en abril o mayo de 2017, únicamente destinado al salario mínimo general, es decir al más bajo de todos los salarios con la finalidad de que este se ubique en los $89.35 (ochenta y nueve pesos con treinta y cinco centavos).

El titular de COPARMEX, reconoció que otros actores del sector público, de los trabajadores y del sector privado hayan puesto también sobre la mesa diversas propuestas. “Estamos seguros que ello enriquecerá la discusión”.

Si bien es cierto que el reto inmediato es lograr el consenso para fijar los salarios de 2017, debemos tener presente que de la mano con esta importante asignatura en los albores del 2017, tenemos que procesar también algunas de las reformas estructurales pendientes, que son impostergables para la sociedad, como lo son la reforma al sistema de pensiones y también la reforma al sistema de salud, temas que inciden directamente en el bienestar social.

De Hoyos Walter, dio que México suscribió a finales de 2015, los diecisiete objetivos del desarrollo sustentable de las Naciones Unidas, varios de los cuales se refieren al combate a la desigualdad y la pobreza.

“Para hacer frente al reto de la pobreza empecemos por alinear a las remuneraciones de la economía formal con la línea del bienestar, ésta es una exigencia básica para un sistema de economía de mercado con responsabilidad social”, finalizó el Presidente de COPARMEX.