TOLUCA, Edomex., 24 de marzo de 2019.- La lactancia materna brinda una mejor alimentación, reduce el riesgo de enfermedades en bebés recién nacidos y permite aumentar el vínculo emocional, por ello, es parte de la estrategia permanente que impulsa el Gobierno del Estado de México, a través de la Secretaría de Salud estatal, para disminuir la desnutrición, morbilidad y mortalidad infantil.

La dependencia también promueve la apertura de Salas de Lactancia, capacitación a mamás de recién nacidos y programas como el de Donación de leche humana en sus siete Bancos de Leche ubicados en Atlacomulco, Axapusco, Chalco, Ecatepec, Naucalpan, Tenancingo y Toluca, con lo que se alimentan a bebés que por ser prematuros o por haber nacido con alguna enfermedad son hospitalizados y han sido separados del seno materno.

“El Banco de leche es un servicio especializado, el cual se encarga de la parte de la recolección del proceso, de la dosificación y de la entrega de tomas de leche humana a todos los recién nacidos que se encuentran hospitalizados y que por su condición así lo requieren”, explicó la nutrióloga Diana Estefany Gómez, responsable del Banco de Leche Humana ubicado en el Hospital Materno Perinatal “Mónica Pretelini Sáenz”, en Toluca.

Gracias a este servicio, la pequeña Lisa Sánchez Morales logró salvar su vida pues, al ser una bebé que nació a las 27 semanas de gestación, su alimentación con leche materna ha mejorado significativamente su estado de salud.

“Hay estudios y nosotros aquí también tuvimos un estudio en donde corroboramos que a mayor alimentación con leche materna, se disminuyen los días de estancia hospitalaria con este alimento”, refirió la nutrióloga.

En la entidad se han atendido más de 6 mil casos de bebés que nacen antes de término y, de septiembre de 2017 a enero de 2019, 5 mil 045 madres han donado un total de 3 mil 858 litros de leche materna, para alimentar a 3 mil 573 pequeños.

La supervivencia de la bebé es inédita, ya que a Norma Angélica Sánchez Morales, madre de la menor, le diagnosticaron incompetencia cervical, padecimiento que progresivamente estrecha el cuello uterino y puede provocar aborto espontáneo, parto prematuro, daños o desgarres en el área cervical.

Afortunadamente, en el Hospital “Mónica Pretelini Sáenz” también recibió atención ginecológica especializada, diversos tratamientos para lograr reducir los efectos de su enfermedad, aumentando así las esperanzas de tener a su bebé, aunque el ultrasonido y diagnóstico médico indicaban que la pequeña sería prematura.

El alumbramiento fue exitoso, la niña pesó 755 gramos y midió 31 centímetros, por lo que ingresó a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) y a la primera hora de nacimiento fue alimentada a través de una sonda; los especialistas indicaron que lo más difícil estaba por venir, ya que los prematuros requieren muchos cuidados.

Así, Norma Angélica ingresó al programa de Banco de Leche del Hospital, donde se almacena leche donada por madres voluntarias o por quienes tienen hijos en terapia intensiva.

“Las mamás que vienen a donar, pues también nos apoyan mucho porque viene la donación de las mamás, yo he visto como a cuatro mamás que han venido a donar, y eso nos ayuda porque hay mamás que no tenemos mucha leche y es la que nos ayuda a las tomitas de los bebés”, agregó.

También la enviaron a la Clínica de Lactancia del hospital, donde pediatras, enfermeras y nutriólogas le brindaron consejos en producción de leche, técnicas de amamantamiento, lactancia inducida y relactancia porque debía estar preparada para atender la principal demanda de un recién nacido: la leche materna.

“Yo valoro lo que es el Banco de Leche, que es muy buena opción porque habemos muchas mamás que ya se van más por la fórmula, entonces, como nos dicen a nosotros, es algo que nos ayuda tanto económicamente como para los bebés, que puedan desarrollarse mucho mejor, para su crecimiento, nos dicen que es mejor la digestión de la leche materna que de la leche de lata”, expresó Norma Angélica.

La leche humana es un insumo sumamente cuidado en los Bancos de Leche de la entidad, pues se analiza, procesa, pasteuriza, congela, conserva y se suministra todos los días y a cualquier hora.

Los médicos se han sorprendido de la evolución médica de la menor y han concluido que la leche materna ha sido fundamental para la sobrevivencia de Lisa y para fortalecer el sistema inmunológico de los prematuros.

Explican que tiene más de 400 beneficios como el desarrollo psicomotriz y psicológico, así como la disminución de casos de enfermedades crónico-degenerativas.

“La leche es buena porque es para que gane muchas defensas el bebé, nos comentan a nosotros como mamás que hay que dejar lo más que podamos, para que nuestros bebés vayan ganando defensas contra lo que son las infecciones, todo eso nos lo van diciendo y aparte tiene más beneficios que la leche de frasquito”, expresó Norma Angélica.

La leche materna es, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento saludable y es mejor que cualquier fórmula láctea.

El trabajo de los pediatras, enfermeras, nutriólogas y psicólogas ha sido fundamental, pero el reto no ha quedado ahí, durante este año la Secretaría de Salud estatal ha incorporado el programa de Recolección de Leche Humana en el sur de la entidad, que pretende ampliar la reserva de este alimento en el banco de dicho hospital, para seguir ayudando a bebés prematuros.

“Nosotros esperamos fomentar, proteger y promover la lactancia materna en la población mexiquense, esperamos que este programa de recolección sea a largo plazo y poder tener resultados y sobre todo aumentar nuestras reservas de leche para estos recién nacidos prematuros”, puntualizó la nutrióloga Diana Estefany Gómez.