CUAUTITLÁN, Edoméx.  20 de diciembre del 2016.- A la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) le corresponde la certificación y capacitación de quienes laboran en la producción y venta de pirotecnia, afirmó Guillermo Ortiz Mondragón, Obispo de la diócesis de Cuautitlán.

“El Obispo, los sacerdotes, los consagrados y laicos agentes de pastoral, nos unimos a todos los trabajadores del mercado San Pablito de pirotecnia en Tultepec, Estado de México”, estableció.

Reconoció que desde hace muchos años este pueblo se ha dedicado a diversas artesanías, sobre todo a la pirotecnia, que les ha permitido reconocimiento y premios en todo el mundo.

Recordó que hace  unos diez años fue remodelado el mercado de San Pablito, el llegando a ser uno de los más seguros de América Latina, por lo que corresponde  a la SEDENA certificar puestos y capacitar al personal que ahí labora.

“La fuente de trabajo de la mayoría desapareció”, señalaron, agregando que de ese mercado salen 300 toneladas de pirotecnia.

Indicaron que aunque hasta ahora no se ha dado el número total de víctimas fatales, heridos, o desaparecidos. El Gobierno del Estado de inmediato ha actuado con Protección Civil, Secretaría de Salud y otros elementos.

Y reconocieron que el Gobernador Eruviel Ávila Villegas ha puesto este lugar bajo resguardo de la Procuraduría General de la República para deslindar responsabilidades en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional, así como el call center para buscar desaparecidos:018006969696.

“La iglesia de la diócesis de Cuautitlán, desde  esta tarde, pero de manera especial el día de mañana, han estado celebrado y  celebrarán la Eucaristía en la esperanza de la resurrección de nuestros difuntos y por la pronta recuperación de los afectados tanto en su salud como en su trabajo”.

Pidió a toda la comunidad eclesial unirse en oración por quienes perdieron la vida; por los heridos, muchos de ellos graves; los desaparecidos, por los familiares de ellos; especialmente de los locatarios cuya fuente de trabajo ha desaparecido.