TOLUCA, Edoméx, 30 de noviembre del 2016.- Entrevistado con motivo de su actual actividad altruista a favor de la prevención del cáncer de próstata, la leyenda del fútbol mexicano, en especial del Club Deportivo Toluca, Walter Antonio Gassire Osorio (Florida, Uruguay, 21 de agosto de 1946) se dice preocupado por la situación que viven muchos hombres con este maligno padecimiento que ha llevado a la tumba a millones de personas en el mundo y a miles en México, incluso hay datos alarmantes que muestran más muertes por este mal que de cáncer de mama.

Sin hablar directamente de los padecimientos propios de un hombre de su edad (70 años), y por respeto a la vida privada de quien fuera Campeón con el Toluca en la Liga del año 1974-75, Gassire Osorio no teme a la muerte, teme a no tener valor para vivir, por eso se integró a la campaña de la Fundación Visión con Amor IAP para dar consejos de prevención sobre este mal que aqueja a miles de hombres, quienes por prejuicios no se revisan una vez al año como recomiendan los médicos especialistas.

Al preguntarle al maestro de muchos porteros en este país y otrora compañero de mil batallas con otro paisano suyo, que fuera director técnico del equipo de sus amores en el 2011, Héctor Hugo Eugui, sobre si tiene deseos de regresar a la pantalla chica como comentarista deportivo o en las riendas de un equipo de futbol soccer de cualquier división, Gassire tira la azulada y nublada mirada a un costado para pensar la correcta respuesta.

Respira tranquilo y expresa que no puede adelantar absolutamente nada por ahora, porque sí tiene ofertas de trabajo en ambas posibilidades, pero no desea quedar mal con nadie, porque no es su estilo y no desea dejar inconcluso algún proyecto en puerta.

De trato respetuoso y afable, de grato abrazo furtivo, el retirado jugador profesional en 1983 con el Tampico Madero, no tiene más elogios para el Club Deportivo Toluca, que si bien no pasó a la presente Liguilla, reconoce el esfuerzo de los jugadores, pero enfatiza que deben hacer mucho más para la siguiente temporada y que su actual director técnico Hernán Cristante, sin duda, mejorará el plantel.

A pregunta expresa de cómo ve el negocio del fútbol en México, de inmediato expresa que no deberían estar los intereses mercantiles por encima del deporte, porque eso ha dañado sobremanera la historia del soccer en esta nación. Lamenta que no haya regulación en ese sentido y que muchas veces el que pierde es el aficionado, quien se desalienta y ya no acude al estadio.

Y precisamente sobre ese tema, menciona que el “nuevo” (más bien remodelado) estadio, será uno de los más envidiados, no sólo en México, sino en muchas partes del mundo, por su infraestructura, tecnología y estética, pese a que muchos no estén de acuerdo porque seguirá ocasionando pesado tránsito vehicular en el centro de la capital mexiquense.

Finalmente, no podíamos dejar de lado la tragedia del equipo brasileño Chapecoense, cuyo vuelo charter se estrelló el pasado lunes antes de llegar su destino en Medellín, Colombia, donde competirían en la final de la Copa Sudamericana contra el Atlético Nacional de Medellín, equipo que ha dicho que por respeto y luto les dejarían el título y trofeo a su histórica memoria.

Walter Gassire expresa sentir mucha, pero mucha tristeza por la muerte de casi todo el equipo y los periodistas invitados y demás directivos que ahí viajaban, porque uno nunca sabe si va a regresar con bien a casa con tantos vuelos que se toman en esta profesión.

Le duelen esos victoriosos chicos que habían luchado por llegar a la final de un importantísimo torneo en el Continente. Tras ese desencajado blanco rostro que le recuerdan a todos los suyos que han fallecido a lo largo de tantos años en la vida, menciona, para cerrar la vespertina charla: ¡Que Dios los bendiga! ¡Descansen en paz!